top of page

Cómo elegir el color de tu cabello según el tono de tu piel

Tanto si buscamos un cambio sutil como si buscamos un cambio radical, cuando nos decidimos a cambiar la tonalidad de nuestro cabello es importante tener en cuenta las bases de la colorimetria.

Claro está que el color que elijamos para tintar nuestro pelo tiene que ir acorde a nuestra personalidad y al momento vital en que nos encontremos. Sin embargo, si queremos asegurarnos el éxito y vernos favorecidas es imprescindible que valoremos que colores combinan armonicamente con nuestro tono de piel e incluso con nuestro color de ojos.

En Solo Las Puntas te contamos en que gama de colores te tienes que mover según tu tono de piel para verte siempre deslumbrante:


  • Piel clara de base fría: Los tonos de cabello rojizos y cobrizos son los que más favorecen a las pieles claras de base fría. Aunque para aquellas chicas de piel fría con tendencia rosada encontramos que los rubios en tonos fríos como el platino, el ceniza o el beige también son una opción muy acertada. Este tipo de tonos aportan luminosidad al rostro y nos ayudarán a conseguir un look de lo más natural.

  • Piel clara de base cálida: A las pieles cálidas les sientan fenomenal los colores cálidos, ya sea en tonos castaños o en tonos rubios más dorados. Matizes como el color miel, el avellana o el ambar aportan luz a este tipo de rostros e incluso ayudan a suavizar las facciones. Pero ¡OJO!, si lo que quieres es aportarle personalidad a tu cabello con un color fantasía, los colores pastel (rosa, azul o violeta) son los más idóneos para este cambio cuando la tonalidad de la piel es cálida.

  • Piel oscura o morena de base cálida: Para trabajar con pieles morenas cálidas y conseguir un resultado natural lo más recomendable es escoger un castaño un poco más claro que la base original del cabello. En este aspecto los tonos que más suelen emplearse son: el avellana, el caramelo o el moka. De forma que no se genera un contraste muy marcado pero sí que se consigue iluminar la melena. No obstante, si prefieres optar por un estilo diferente sin tintar todo el cabello también puedes aplicar unas mechas money piece en alguna de estas tonalidades o incluso en colores fantasía como el azul o el color vino.

  • Piel oscura o morena de base fría: En estos casos siempre es mejor aplicar tonalidades de castaño oscuro y negro, pudiendo realizar un counturing o aplicar reflejos en tonos más cálidos para que el cabello no se vea excesivamente apagado. Además, las pieles oscuras de base fría son las que más favorecidas se ven con los colores fantasía algo más intensos, como el rojo o el morado.


clasificacion colorimetria para saber que color de pelo favorece a cada piel


Cómo saber si tu piel es cálida o fria

Cuando hablamos de pieles cálidas o frías hacemos referencia a la paleta de colores en la que categorizaríamos el tono de nuestra piel. Pero ¿de que nos sirve saber esto? Resulta que esta información nos permite identificar aquellos colores de cabello, de ropa o incluso de maquillaje que resaltan más nuestra belleza. Todo ello gracias a la colorimetría, la ciencia que estudia y desarrolla el color para ayudarnos en su clasificación y compresión.


Por norma general las pieles cálidas son aquellas que presentan un tono amarillento o cetrino. Mientras que las pieles frías suelen ser rosadas, azuladas o incluso verdosas. Pero ¡tranquila!, si no eres capaz de indentificar tu tono de piel hay algunos trucos que pueden facilitarte mucho las cosas:


Las venas Fijándonos en la parte anterior del antebrazo podemos llegar a distinguir el color de nuestras venas. Si son de color azulado significa que la tonalidad de tu piel es más bien fria. Mientras que, si son de color verdoso, será cálida.

Las joyas Utiliza complementos de bisturía dorados y plateados para averiguar la tonalidad de tu piel. ¿Cuál resalta más la tonalidad de tu piel? Si las respuesta es plata es que eres de piel fría y por el contrario, si es oro, es porque eres de piel cálida



rejuvenecer a los 50 ¿qué tonalidades de cabello son las más indicadas?

Dejemos atrás la creencia generalizada de que los cabellos rubios son los únicos que pueden quitarnos unos años de encima. Eligiendo un corte de pelo adecuado, como el bob o el flequillo y evitando colores en bloque también podemos conseguir ese efecto rejuvenecedor que nos aporta un tinte rubio.

Y es que la verdadera clave para endulzar el rostro y suavizar las faccciones son los contrastes y los puntos de luz creados en el cabello. Me refiero a matices unos tonos más claros que la base natural de nuestro cabello, ya sea con mechas babylight, una técnica balayage o con reflejos. Cualquier tonalidad de rubio o castaño claro puede ayudarnos a ganar ese punto de luz que buscamos en el cabello consiguiendo rejuvenecer nuestro rostro.


Coloraciones a parte, otro aspecto a tener en cuenta si queremos lucir más jóvenes con ayuda de nuestra melena es el cuidado del propio cabello. Un cabello nutrido y con brillo siempre va a ayudarnos a vernos mucho más radiantes llegada cierta edad. Incluso si somos fieles seguidoras de una de las nuevas tendencias capilares, la de llevar el cabello gris dejándo la cana al natural. El uso de productos específicos para nuestr o tipo de melena y coloración es un imprescindible.



14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page